Moda Infantil, diseño y más….
....Viste la Infancia del Tejido de los Sueños....

Semana Santa....El Jardín de Lucía

Llegamos a tierra Astur.
 Atravesar el Negrón tiene efectos narcóticos en mí. Entro en fase Rem. 
Asturias es mi bálsamo de heridas.

Es cierto que, lamentablemente esta Semana Santa la hemos tenido accidentada. Nada que no tenga arreglo, a Dios gracias. Nada que el amor no pueda superar. Nada. 
Las lágrimas que traen consigo la risa. El mal no merece, a penas, más.
El sol de la primavera nos baña, nos inunda, nos ha acariciado cada uno de los días que sobre esta amada tierra, que sobre este ancestral suelo, hemos pasado.

Carlos y Cristóbal aprovechando con mis padres a bañarse y darse paseos de sidra y gambón sobre las Conchas de Salinas y en la ensoñación que es Xagó.
Este Cantábrico mar nuestro que envuelve y nace a los asturianos.

Cristo al fondo de todas nuestras calles, con su sufrimiento, en nuestro nombre, derramándose en nosotros.
Cuando yo era niña, incluso en la adolescencia, la Semana Santa me producía no sé si miedo, respeto o lejanía.
Hoy me acerca, a través de los ojos de mi hijo, aún más -si cabe- a Dios.
Cristóbal habla a "Sususito" como si estuviera sentado en nuestra casa, (Y digo en sentido literal, porque estar, está). Y al fin, comprendo la frase Bíblica de Jesucristo.
Es connatural a él contarle hasta los "Ubus" (Sugus) que toma, o simplemente le pide perdón ante sus inocentes fechorías de infante en vuelo.
Nada mundano y absurdo, estúpido y material le alcanza. Esta es la pureza del Amor. Y la del Alma.

En la Pascua Astur, le vestí con esos ropajes de mi tierra amada, y de su mano me fuí a pasear, a desmenuzar como tantas veces sus empedradas calles, sus bucólicos soportales, su alma.
En mi memoria, en mi esencia, en mi alma, mi Abuelo, cuando orgulloso me llevaba vestida a mí en verdes y azabaches, en aquella míticas carrozas, que recorrían el Ayuntamiento avilesino desde una punta a otra.
Aquellas serpentinas, aquellos colores, aquellos caramelos con sabor de cielo, aquella vieja goxa....Y el vino....Y el bollo....
Aún percibo el olor de aquellos tiempos, con perfecta nitidez de infancia desperezada.

Hoy Rosana también está conmigo. Entonces lo estaba, vestida como yo....y con la misma distancia de estatura que aún nos separa.
No puedo explicar que reconfortante esencia me envuelve.
Es lo mismo....Y es tan diferente....

La noche que abandono las astures aguas, las luces de la Ría....me siento con ella sobre la plaza que siempre hemos llamado, del Dulcinea, en honor a un viejo café en el que pasamos gran parte de nuestra adolescencia.

Sobre el cielo avilesino, los fuegos, voladores coloristas sobre un cielo profundo en cúpulas de norte.

Sobre los ojos, la Iglesia recién restaurada, majestuosa y en esplendor de Los Padres. Entorno los ojos y veo a mi abuela subir cada peldaño de mi mano, con su minúsculo reclinatorio de terciopelo verde bordado....Que gran Dama. Dios mío. Que gran Dama.

Sobre el alma, esa cercanía en calma, de sosiego, de saber que estoy con quien yo quiero. Que me guarda, que sabe quien soy y que me espera. Ese olor familiar de alma en el Alma. Rosana.

Y sobre nuestra mesa....El Jardín de Lucía. Un albariño suave, delicado que envuelve esta pronosticada despedida, que me llevará de vuelta a los madriles en el sabor agridulce de la madrugada.

Y mi último beso, el que cierra la puerta de mi casa....Ese, ese es para Tata.



Domingo de Ramos

Ven a La Siesta de Cristóbal los días 12 y 13 de abril....

La Semana Santa, para los que tenemos Fe, es una cosa muy seria. Muy seria....No pretendo restarle eso, por supuesto....

Espero poder irme a la tierra que me vió nacer con mi pequeña familia, para volver a ser la niña que fuí, y en las manos amantes de mis abuelos recorrer las amadas calles de mi Avilés.
No sé, desde que Niemeyer hizo aparición en escena, nuestra pequeña ciudad es como un laberinto colorista por descubrir....


Por eso, porque me ausentaré....he decidido:
Para mi, el Domingo de Ramos, además de ir a bendecir la Palmatoria y "el Bollo" de la Madrina que elegí en esta vida, mi Tata, era, es, un cúmulo de nervios por estrenar un vestido....Primero mis abuelos, tantos preparativos....tantos sueños....esa vieja y maravillosa costumbre la continuó mi Madre y hoy, si no tengo algo que estrenar....no sé, no sé.

Como podréis imaginar....la tradición se renueva y subsiste....Y Cristóbal está ya de un nervioso....No sé si por volver a nuestra casa a la que adora....o por su madre que le vuelve loco con los trapitos....

Bueno pues todo ese revuelo de ideas que llevo barajando varios días ha hecho que decida hacer una Jornada de Puertas Abiertas ( al mundillo justiciero le encanta esta terminología), o Showroom, del que los entendidos me dirían que es más correcto.

Como quiera que fuere, mañana día 12 y pasado día 13, de 16:00h a 21:00h, os espero en mi "despachito", desde dónde salen esos maravillosos -en mi muy modesta opinión- modelitos que llegan a vuestros hogares....Y en petición de clemencia por este descanso que voy a tomar, (que como imaginaréis, los pedidos se pueden seguir haciendo igual, lo que pasará es que con vuestro beneplácito os los enviaré el martes posterior al Lunes de Pascua) todo, -excepto obviamente la colección de Otoño-Invierno, que como sabéis tiene un 50% de descuento-, tendrá un 15% de descuento.... para que estrenar en este Domingo de Ramos  de 2011, sea más benevolente con nuestras maltrechas economías.
Hay bastantes más cosas que en la Tienda On Line, tendréis que perdonarme los que no podáis venir, estoy tan tan agobiada que me ha sido imposible ponerlo todo, todavía....

La dirección la tenéis en la página web ....Y si tenéis cualquier duda....como siempre, aquí estoy....

Y para los que estéis lejos de este, mi Madrid, el descuento se mantendrá exactamente estos dos días en línea, para los clientes de la tienda, cómo era, por otra parte, mi deber.... (sólo tendréis que mandarme un email y os enviaré el código de descuento)

Os espero, os espero....Ni qué decir tiene....

Cristóbal

Hoy es tu día, mi Príncipe.


¿Dejas que sea un poquito mío?. Oigo tu vocecita al fondo de mí, que dice: Sí Mami, Sí.
Güichi cumple hoy tres años....Y ésta es su pequeña historia, la mía, la nuestra.

Carlos y yo nos casamos un 26 de julio de 2002, el día de San Joaquín y Santa Ana. Un precioso día Astur.
Queríamos vivir, viajar juntos, recorrer, bohemios, el planeta habitado de nuestro paraíso. Hacer locuras enamoradas.

¿Niños?....No, niños no.

Supongo que fuí muy egoísta. Quería vivir del amor amado....

Casi dos años después de aquello, una mañana de un 13 de enero de 2004, dejé de ver, las cosas, los objetos se me amontonaban, flotaban en el aire. Empezó un calvario, del que jamás saldré del todo.
No relataré el rosario de errores médicos, desde miopías a trombosis, ya ¿Para qué?.

Mi abuela malmoría desde nuestra casa de Avilés, callé. Hasta lo imposible, callé, con la compañía del Padre Agustín, mi tío, con su apoyo, con su consejo para mi alma, callé porque amaba.

Después....después confesé .... a mis padres .... no podría describir sus ojos, sus lágrimas y sus silencios. No, no puedo.

Y llegó el Doctor Elizalde, Javier. Javier y sus milagros.... en la ciudad de Gaudí y sus misterios.
Era un tumor, un tumor en la retina de mi ojo izquierdo.

No sé si podré reflejar mi oscuridad en palabras, mi huida, mi abandono.
Pensé que era un castigo, lo pensé.
Pensé que lo merecía, lo pensé.
Pensé que era mejor que Carlos se marchará, lo pensé.
El sufrimiento intenso, te devuelve perspectivas erróneas, ciegas, desnudas, de tu Vida, del Amor y de tu Alma.
Mis padres, Carlos, y unos -muy pocos- amigos, me quieren más de lo que jamás he merecido. Y han luchado con y por mí. En pie.

¿Niños?....No, niños no.

Durante los años siguientes, hasta el 2007 todo fue exámenes, recuperaciones, revisiones,  siempre precedidas por un No.
Pero en la bien entrada Primavera de 2007, un estruendoso, optimista y ensoñado Sí, nos esperaba detrás de los ojos risueños, alegres y sentidos de Javier.

¿Niños?....Si, niños si.

En el Julio londinense Cristóbal empezó a existir. 
Dios y su paciencia, Dios y el perdón, Dios y nuestro milagro.

No. No fue fácil. No ha sido fácil.

Sonsoles Andreu y Javier Elizalde, Javier Elizalde y Sonsoles Andreu.

Podía perder la vista entre el segundo y el tercer mes. ¿Pero cómo iba el cielo a permitirlo?.


Tuve dos accidentes, que debo al despacho en el que habité, y sus desplantes.

-Una rotura de placenta (no estaba bien visto no ayudar en la mudanza en la que andábamos aquellos días)....Y casi te pierdo, mi amor, casi te pierdo.
Se me olvidaba que desde el primer segundo de tu vida, la has amado, que eres un luchador y que me quieres.
Recuerdo dormir sobre el lado izquierdo, para que tú no nadaras hacia la derecha.... y te perdieras para siempre, supongo que tú también recuerdas cuántas veces te lo dije, era más un ruego, hijo mío, una súplica del alma.

-El segundo cuando en exactas palabras yo ya no daba un perfil, que había dado,  siempre, hasta la fecha; querían borrarme de la faz, al fin lo han conseguido, pero eso ya, no importa. No podía respirar, me ahogaba tanto mal, y empezó la sangre....
Dos meses esperando contigo, luchando contigo, desde el cielo azul de los amados madriles....Suplicando.
Que Dios se lo premie y si no, se lo demande.

No pudiste nacer cuando querías....Mis ojos, ya sabes, no nos lo permitieron.
Tu padre y tu abuela Toy, tenían tanto miedo....El día antes Sonsoles te miraba tus pulmoncitos....Y Javier apremiaba por los riesgos, desde Barcelona.

Preparé, tus cosas y las mías.... Y me guardé, en el último cajón, el desasosiego, el pánico, y puse, en nuestra maleta, los sueños por cumplir.

Tony, el amigo amado, nos llevó hasta la Milagrosa, en el alma de Madrid, me dieron la medallita que siempre me acompaña, esta Virgen que tanto me ha ayudado, que tanto y tanto nos ha dado, a quien ofrecí tu vida, y a las 10:25 de la mañana, al fin....al fin te ví....con el trajecito azul rayado que mi madre tenía previsto para ti, tan y tan amado. Con tu vida en mis manos y el silencio. Mi hijo. Que palabra. El amor mismo derramado. La realidad fecundada de misterios. La palabra.

Me has dado la posibilidad de redención, el sentido de la vida y el destino.
Me has dado la renuncia, la extenuación, la risa.
Me has dado los ojos, la mirada, la ingenuidad y el sueño.
Me has dado nacer, crecer, vivir a tu criterio.
Me has dado el mundo amable....que olvidaba.
Me has dado los pasos que faltaban....
Y me has dado mi lugar y mi palabra. Ser tu madre.

Y sí, mi Príncipe....Tu alma....es, hoy, mi alma