Moda Infantil, diseño y más….

….Viste la Infancia del Tejido de los Sueños….



La Malquerida


Cuando pienso en el Amor, pienso en San Pablo.

Y vienen a mi mente, en la marea del silencio, sus palabras, en oleadas quietas y sonoras.

El Amor de Dios, el Amor humano, el Amor.

Ese Amor puro y limpio, que no conoce fines, ni formas, ni fragmentos, que no lleva cuentas del mal, que goza de la Verdad, que cree sin límites, que espera sin limites, que no se engríe .... que no es maleducado ni egoísta, que no presume.

Y luego, vuelvo a la vida, y sus devenires.

Soy la afortunada sombra, la siembra de una impronta .... De la renuncia firme, sin vacilaciones, descarnada, de mi Tata, hasta el fin del fin de sus orillas, al lado ciego de su Alma.
Del infinito de mis Abuelos y su Amor, de la fragua ardiente de mis Padres y su perpetuo ejemplo, sin sombra, donde un día, como en nuestro Reino, una vez, jamás se puso el sol.

He conocido el Amor .... he caminado entre sus ramas, al centro, a la alameda, entre jazmines y en su escarcha, me ha abrazado, se lo que es, se ha sentado conmigo y no a mi vera, y en sus gestos, he descansado la frente de otro tiempo.
Mis ojos lo han mirado, en su sacrificio, y en su vida, como un sello anclado al papel que lo enamora, imperecedero, a la debacle de la vida y de sus hordas. 
Es Un legado, es, El legado.

Hasta tus ojos .... no hubo Amor, sólo malquereres, a medias, a deshoras, de formas, desbordadas y sin tiento, mentiras disfrazadas de burbuja. Amaneceres borrados, por inciertos, infinitos, volados en un sorbo de palabra. Desaparecidos, huérfanos de nada.
Por aquello de ser, más bien disculpa que reproche, habré de repetir .... a su Manera.

Te quiero, no a pesar de, te quiero con .... y en eso, consiste todo .... TODO .... Todo ....
Y del todo, la palabra.

Hay un Amor distinto, que se vuelve tu sombra y te proclama, que convierte tus días en miradas, y comparte las Almas que nacieron; a veces, mareas de dudas, a veces, febriles madrugadas.

Del otro Amor, desasosiego solo sé. Los dedos se hacen huéspedes y huyen de mis manos, ¡Cuantos sobran!.
Será verdad aquello del tren y sus estaciones, a veces, tan llenas de paradas.
Será, quizá, que soy muy exigente, eso ocurre cuando el amor mira de frente. Será cuestión entonces, de volver verdad la ecuación, y darse cuenta.
A veces, sólo algunas veces, en esta vida loca de cruces de caminos sin stop, sin mapas, de banderolas, de pandereta y mentiras fatuas, el Amigo, es sólo una falacia.
Se basaba en tu Amor y no en el suyo ....
Por aquello de estar en lugares equivalentes, acabas por pensar que ya te quieren.
Cuanta hipocresía vestida de gasa desolada, cuanta estupidez y cuanta lástima.

Y un día, y un después y un luego, hay un Amor que te completa, que te da nombre y te dibuja, que te mira con tus ojos y tus lágrimas, que vuelve Luz la senda tortuosa, que llena tu vida de palabras, de otro idioma, amado y diferente, donde eres el Sol de su Infinito.
De pasos trémulos, y vierte, a raudales, borbotones, indeleble, en la piel que lo habita y te comparte, la esencia, el centro, el fondo, el misterio, y la quebrada. Y es la cicatriz perenne de tu Alma.

Me quedo en la Tierra Fértil del Amor pasado, de quienes me concedieron la fe de ser quien vivo,
Me quedo con las Manos que me amaron, sin esperar de mi, ni una centésima,
Me quedo con mi Amor y con tus ojos.
Y me quedo en los pasos que comienzan, la vida, la senda y su destino.
Que Dios me guía con su Amor inmenso, no más para ser quien ya no he sido, para ser quien soy y mis olvidos, para ser quien seré sin mi memoria.
Me quedo con los sueños, del Amor vivido.

A veces, sí, sí, a veces .... ante ciertas cosas, debiéramos saber usar un Este, un Ese o un Aquel.

Repliego velas, me gusta más mi barco y sus verdades
Me gusta el ancla que me ata, a la bondad real de mis Amores

Es sólo Mi Silencio, y Sus Palabras




.......Míguel.......

Alguien, ¿Que más dá quien? me hace llegar la noticia de tu muerte....

El aire, se ha vuelto, a borbotones áspero, denso, irrespirable, me cuesta cada hálito de vida....cierro los ojos.
Estos ojos, arrasados en lágrimas se han vuelto infancia....

No podría precisar la primera vez que te ví, .... cerca de tu casa .... pero tu imagen no la ha descolorido, ni siquiera desdibujado, el paso de la vida.

Sentado sobre tu bicicleta, cayéndote un mechón -indescriptible color bañado en sol-, rebelde, divertido, sobre esos ojos tuyos, tan vivos, tan intensos, tan profundos. Llenos de timidez y de silencios. 

La cara iluminada por una sonrisa siempre amplia, siempre blanca.... aquellas pecas que te daban un aire aún más travieso, y aquella naricita respingona....
Flaquito, tan flaquito, sobre ese andar tenue y desgarbado en bamboleo, como si siempre se tratara de un baile....

No sé si habrás sido feliz en esta tierra. Te vi sufrir demasiadas veces....demasiadas. Nunca perdiste la sonrisa. Nunca dijiste nada....
Yo....

Capitanes, Reyes de tardes infinitas, de veranos.... 
9 años, teníamos 9 años....Azañas

El aire se envuelve, se agolpa en jaras, en atardeceres infinitos, en juegos.... en azules y rosas vientos de nostalgia.
Aquellas aventuras, aquéllas.

Amigos, esa palabra en la infancia carece de importancia, se sobreentiende y nos sobrevive.

Nos fuimos viendo crecer sin apenas darnos cuenta.... Guerras de agua.... pesquisas en viejas y casi olvidadas ruinas de otros esplendores. Ríos que eran Amazonas y campos de amapolas.... me abraza el aire, roza el aroma, os echo de menos, a veces, tanto....

El ser la única niña sobre un campo de soldados tiene ciertas desventajas....

El saber que alguien siempre te esperaba con sólo poner tu toalla sobre la hierba fragante y fresca del aire de Guadarrama, siempre sonando al fondo "Eye in te Sky"....

Aquellos partidos a 4 de tenis, Carlos y Manolo.... Y el baloncesto.... y tus pies grandes....

El tiempo me separó de vosotros, os quedasteis y yo.... me marché.

Y llegó el olvido de Madrid y la distancia. Este Madrid que nos separa, que nos engulle en un nos vemos que nunca llega.

Si...., nos vimos, en algún santo mío, en algún cumpleaños de Manolo, aquel Amigo, mi Amigo, mi Alma, mi Elegía....
En alguna fiesta en el pantano.... en las noches plácidas y calurosas de julio bajo el cielo estrellado, diáfano y esplendoroso de la Sierra de Madrid....

Y las Jaras, siempre las jaras que me arropan en esta tarde de invierno en la que te lloro, en la que te pienso, denominador común de mis días y de mis recuerdos, y su aroma fragante y su silencio desnudo, cercenado de palabra.
 
Siempre nos decíamos lo mismo, y nos reíamos.... y ese niño que fuiste volvía a asomarse a tus ojos cuando te miraba. Y no lo cuento, te prometo que siempre será sólo nuestro.

La ultima vez que te vi, que nos vimos fué un 2 de febrero del friísimo invierno de 2002, era la boda de Manolo.

Almibarado sabor de agridulce trago que trae la despedida.... No volví a veros. A ninguno.

Habíamos crecido. ....Definitivamente....

....A veces, sólo a veces, las huellas que alguien deja son imperceptibles.... 
 


Miguel Angel Vega Alcaraz
In Memoriam

 

  (Fotografía que he tomado prestada del grupo de FB  "La Jarosa de la Sierra", .... pido perdón a su autor si le molesto. Eduardo-Luis Pereira Muñoz)

 

Mercadillo de La Siesta de Cristóbal


Cómo muchos de los que nos leéis, de los que nos acompañáis, más que seguís, aquí y en FB, sabéis, las cosas no están muy bien en casa. Mi Padre....
Por ello y por dedicarme por entero a mi Pequeña Familia, hemos decidido hacer un Mercadillo con las cositas de la Tienda para poder cerrar este Capítulo.
Yo quisiera que fuera un Hasta Luego, pero eso, sólo está en manos de Dios....
Así que os espero, como muchas otras veces he dicho, con los brazos abiertos.
Pensé Vestir la Infancia con el Tejido de los Sueños .... Y un sueño ha sido para mi compartir este tiempo con vosotros.
Hay Príncipes que siempre guardaré en mi Corazón porque forman parte de mi vida, de mi historia, de mi....
Gracias por dejarme recorrer este camino a vuestro paso
Siempre
Gracias a nuestros Amigos, a nuestra Familia por no abandonarnos en tiempos esquivos, revuletos, en tiempos de lágrimas y de silencio