Moda Infantil, diseño y más….
....Viste la Infancia del Tejido de los Sueños....

Primeras Críticas

Hoy es el santo del Kaiser Nicholas y ha sido un día precioso en toda su extensión, así que cuando menos no sólo merece hacer reseña de él, sino que es un día amable de escribir.

Tratemos....

Antes de que todo esto fuera tan real como lo es hoy, llamé a quien siempre me contesta, aún cuando sé que no puede, a quien me llama para sólo oír mi voz llena de lágrimas, llamé a la mano amiga.

Sabe que no sé dar malas noticias, y cuando guardo silencio y me ausento, en bajas temporadas, me toma la distancia, con mensajes de ánimo, y me espera.
Llamé a mi Australia.

Y lo hice porque ella siempre ha sido una verdad muy cierta, sin adornos, sin almíbar. Tosca, seca y real.
Pero sé que cuento con ella.
Y cómo es quisquillosa y puñetera, admito sus designios.

Y hace algunos días, y no haciéndose esperar, llegaron sus primeras críticas, que no lo fueron tanto enmarcadas en un "me encantaaaaaaaaaaa".
Me manda un email con "todos" mis gazapos y dice entre sus frases, mi frase verdadera.

A Olimpia, que es su nombre, la conozco de tiempos de soberbias, allende que habitamos, hoy ya deshabitadas, cuando sus ojos se pusieron enfrente de los míos.

Y se volvió mi Amiga.

Ha acompañado muchos de mis días amargos, tiene el feo, yo diría que horrible, defecto, de desaparecer en tiempos de vino y rosas....

Olimpia es como la tierra de sus raíces, estoica y profunda.
Cuantas lágrimas he visto brotar de esos ojos verdes como su Galicia y cuanta risa asomada a esa comisura eternamente triste de su boca.
Siempre la rodean mares de tormenta y es una superviviente de mareas, vital, entregada, meiga entre las meigas, Hija y Madre.

Olimpia es el remedio de casi todas las cosas
A Olimpia hay que quererla, porque el mundo, sin ella, sencillamente, no se entendería.

En esta casa cuenta y siempre se le espera -y habita entre nosotros- cómo la primavera.

Tras esos gazapillos, y en su tono de sorna, me dice que ha decidido hacerse "seguidora", según me dice ella "por aquello del anhelado equilibrio espiritual". Cosas de Olimpia.
Conociéndola, hay que tratarlo como merece....

Honor en vos ante la batalla encuentro,
dejadme daros el alma que imploráis
Y sed para siempre la piedra de mi patria

0 comentarios:

¿Serías tan amable de dejar un Comentario?

Gracias por venir.
Me encantaría saber tu opinión....